Higiene Dental

¿Cepillo de dientes eléctrico o manual? Descubre cuál de ellos es más práctico y eficaz

 

La discusión sobre qué tipo de cepillo de dientes resulta más eficaz para eliminar la placa y preservar la salud bucodental no es nueva y se viene produciendo desde la aparición de los cepillos de dientes eléctricos allá por la década de los 50.

Desde entonces, los cepillos eléctricos han evolucionado rápidamente y los nuevos modelos incorporan una acción de oscilación y rotación simulando perfectamente el cepillado manual.

La principal desventaja de los cepillos de dientes eléctricos frente a los manuales es su precio. ¿Existen razones que hacen aconsejable la utilización de los cepillos eléctricos a pesar de que su precio sea sensiblemente mayor que el de los cepillos manuales?

Pues si… y son razones de peso.

Mayor facilidad de uso que se traduce en un mayor tiempo de cepillado. Utilizar un cepillo de dientes eléctrico es menos cansado que uno manual, ya que no requiere movimientos de la muñeca y el antebrazo. Por este motivo, las personas que lo usan pasan más tiempo cepillándose los dientes. Y el tiempo de cepillado es crucial para una buena higiene dental (los mejores dentistas recomiendan que no sea inferior a dos minutos).

Mejor cepillado en la cara interna de los dientes y muelas. El cepillo de dientes eléctrico hace que sea más fácil acceder de forma eficaz a la cara interna de la dentadura, eliminando mejor la placa no visible que se acumula en esa parte de los dientes.

Motivación infantil. Si se trata de niños, se añade además el componente lúdico que supone usar un cepillo eléctrico, con lo que es más fácil motivarlos para que cepillen sus dientes después de cada comida.

Los cepillos eléctricos eliminan el doble de placa que los manuales. Existen muchos estudios científicos que comparan la eficacia de los cepillos dentales y manuales en lo que a eliminación de la placa se refiere. Con pequeñas variaciones, la mayoría de ellos concluye que los cepillos eléctricos eliminan el doble de placa que los manuales. Un 21% frente a un 11% respectivamente. (Ver estudio de Cochrane)

El riesgo de inflamación de las encías es un 50% menor con los cepillos eléctricos. Los mismos estudios demuestran que los cepillos de dientes mecanizados son más eficaces en la prevención de la inflamación de las encías, reduciendo el riesgo de que se produzca en un 11%, frente al 6% que demuestran los cepillos manuales.

Sin embargo, algunos dentistas siguen prefiriendo el cepillado manual, sobre todo cuando se trata de personas mayores, a las que la falta de control sobre la fuerza del cepillado puede dañar las encías.