Consejos de Salud DentalHigiene Dental

5 señales de que necesitas una Limpieza Bucal

 

¿Cómo saber si necesitas acudir a la consulta de tu dentista para una higiene dental?

La limpieza bucal es un tratamiento indoloro y que se realiza en unos veinte minutos. Se recomienda hacerlo por lo menos una vez al año.

En este artículo se incluyen cinco indicadores que son las principales señales de que necesitas una limpieza bucal en la consulta de tu clínica dental.

1 – Hace más de un año que no lo haces. Los dentistas recomendamos realizar una limpieza bucal en consulta -como mínimo- una vez al año, aunque lo ideal sería hacerlo cada seis meses.

2.- A pesar del cepillado, tus dientes acumulan una capa de sarro (aunque sea poco).
La acumulación de sarro es algo inevitable aunque tengamos una buena higiene oral, ya que hay zonas de la boca a las que es más difícil llegar con el cepillo. También pueden influir otros factores como: una predisposición genética, la actividad de las glándulas salivales y la composición de la saliva, la alimentación, el tipo de bacterias que tengamos en nuestra boca, o el apiñamiento dental. Por eso, si compruebas que hay sarro acumulado en tus dientes que no desaparece con el cepillado diario, ¡programa tu próxima higiene dental.

3.- Mal aliento. En muchas ocasiones, la desagradable halitosis que se produce por acumulación de sarro y bacterias entre los dientes mejora o incluso desaparece con el tratamiento de higiene dental en consulta.

4.- Dientes con superficie marrón o amarillenta. Si tus dientes se ven oscuros y no deseas recurrir a un tratamiento de blanqueamiento dental, puedes realizarte una limpieza bucal, y verás como tus dientes lucen no sólo más limpios, sino también más blancos. La higiene dental elimina la placa, el sarro y también las tinciones que se acumulan en la superficie de tus dientes. Por eso los verás más blancos.

5.- Tus encías sangran al cepillarlas o pasar el hilo dental. Si tus encias sangran, pueden ser un indicador de que necesitas una higiene dental. Si no fuera este el motivo del sangrado, durante el tratamiento, y pueso que se realiza una revisión detallada de la boca, podría diagnosticarse otro problema, así como recomendarse el tratamiento más adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *