Ortodoncia

¿Qué comer si sigues un tratamiento de ortodoncia con brackets?

Si sigues un tratamiento de ortodoncia y has optado por los brackets, debes seguir una alimentación blanda: es decir, a base de alimentos que sean fáciles de masticar y tragar, ya sea por su propia naturaleza o por su preparación.

Una alimentación saludable, equilibrada y variada es siempre la mejor opción, incluso durante el periodo de adaptación a tus nuevos aparatos de ortodoncia. Sin embargo, será importante tener en cuenta algunas consideraciones con respecto a la textura y cocción de los alimentos.

A continuación nuestras recomendaciones:

Purés y cremas: los ingredientes triturados facilitan la deglución, pues no es necesario masticarlos. También se incluyen en esta categoría las sopas, ya sean frías o calientes. Todos estos alimentos aportan vitaminas, proteínas y minerales sin necesidad de masticar.

Frutas y verduras cocinadas: intentando cocinarlas al vapor, asadas, trituradas o incluso en batidos para que sean más blandas y no sea necesario un  esfuerzo por parte de la dentadura a la hora de comerlas. Las compotas o los smoothies frutales son buenas opciones de postres saludables.

Pescados: es una buena manera de incorporar proteína animal con una textura suave, firme y fácil de digerir. Especialmente si están preparados a la plancha, al horno o hervidos.

Huevos: constituyen un alimento ideal en todas sus formas de preparación. Los huevos son blandos y aportan de manera equilibrada proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Carne picada: cuando quieras comer carne, lo mejor es que sea picada en sus diferentes formas: hamburguesas, albóndigas, salsas, canelones,... Intenta evitar las carnes fibrosas y las que tengan hueso. ¡Y nunca las comas con las manos a mordiscos!

Ensaladas pero en lugar de hacerlas a base de lechuga u otras verduras crujientes, utiliza como base las legumbres, el maíz, el tomate, el aguacate... y en general aquellos vegetales de textura más bien blanda o que estén cocinados.

Lácteos: especialmente los quesos tiernos y el yogur, que son alimentos que aportan calcio y son fáciles de comer cuando sigues un tratamiento de ortodoncia.

Pan blando: procura que el pan sea de miga y sin corteza. Resulta muy adecuado el pan de molde (ya sea con o sin corteza).

Legumbres, pasta y arroz en todas sus variedades y formatos, preferiblemente muy bien cocidos en lugar de "al dente".

 

Por último, te recomendamos consumir la comida templada, ni muy fría ni muy caliente. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.