Consejos de Salud DentalHigiene Dental

La periodontitis: causas, síntomas, factores de riesgo y tratamiento

La periodontitis es una infección grave de las encías que puede destruir no solo el tejido blando, sino también el hueso que sostiene los dientes provocando su pérdida. La periodontitis está también relacionada con otras afecciones como algunas enfermedades respiratorias, la artritis reumatoide, y con problemas de control de la glucosa sanguínea en caso de diabetes. Recientemente se ha demostrado que incrementa el riesgo de fallecer por COVID.

En realidad, la periodontitis es una enfermedad muy frecuente cuya prevención es relativamente fácil: una buena higiene bucal y revisiones periódicas. Pero veamos cuáles son sus síntomas, causas y factores de riesgo, cómo puede prevenirse y cuál es el mejor tratamiento.

Síntomas

Las encías sanas se componen de tejido firme y sonrosado, que encajan perfectamente alrededor de los dientes. En cambio, entre los signos de periodontitis destacamos los siguientes:

  • Encías hinchadas o inflamadas y sensibles al tacto
  • Encías de color rojo o morado.
  • Encías que sangran fácilmente: escupir sangre tras el cepillado o después de usar el hilo dental
  • Mal aliento
  • Pus entre los dientes
  • Dolor al masticar
  • Encías que se retraen: se crean nuevos espacios entre los dientes y las piezas dentales se ven más largas de lo normal

 

Tratamiento

Si observas algunos de estos síntomas, pide cita rápidamente con tu dentista para iniciar el tratamiento cuanto antes. Este dependerá de la gravedad de la enfermedad y de la afectación en tu caso concreto. Evitar que la enfermedad progrese es una cuestión muy importante, por lo que no debes esperar.

 

Causas

Por lo general, el desarrollo de la periodontitis es la consecuencia de la formación de placa (una película pegajosa compuesta principalmente por bacterias), que no se elimina ni se trata adecuadamente. Veamos todas las causas en detalle:

• Placa – Se forma en los dientes cuando los almidones y azúcares de la comida interactúan con las bacterias que tenemos en la boca. Se elimina con el cepillado, pero se vuelve a formar rápidamente al consumir alimentos de nuevo.

• Sarro – Si no se elimina la placa tras cada comida, ésta puede endurecerse bajo la línea de la encía o entre los dientes. La placa se endurece y oscurece. Eliminarlo es más difícil y no desaparece con el cepillo de dientes, hay que acudir al dentista para someterse a un tratamiento de higiene dental.

• Gingivitis – Es el tipo más leve de enfermedad de las encías, y consiste en la irritación e inflamación del tejido gingival (el que rodea la base de los dientes). Puede revertirse con tratamiento médico y una buena higiene posterior en casa.

• Inflamación continuada de las encías – Todos los síntomas descritos hasta ahora, son signos de que las encías sufren una infección. Si no se trata, derivará en una periodoncia, que puede ser grave y provocar la pérdida o el aflojamiento de los dientes y la complicación de otras afecciones de la persona.

Factores de riesgo

Estos son algunos de los más importantes:

  • Mala higiene dental, malos hábitos en cuanto a la limpieza de dientes y encías.
  • Gingivitis
  • Fumar o mascar tabaco
  • Cambios hormonales, por ejemplo los que tienen lugar con el embarazo o la menopausia
  • Consumo de drogas recreativas como fumar marihuana o vapear
  • Obesidad
  • Nutrición poco equilibrada, en especial la que provoca una insuficiencia de vitamina C
  • Genética
  • Algunos medicamentos: los que producen sequedad en la boca

 

Prevención

Las mejores recomendaciones para prevenir la periodoncia dental son simples de seguir:

  1. Buena higiene bucal. Hábitos que comiencen en la infancia y que se practiquen consistentemente todos los días de la vida. Sobre todo, cepillarse los dientes durante 2 minutos al levantarse, al acostarse y después de las comidas. El uso de hilo dental previamente ayudará a eliminar las partículas de alimentos que hayan quedado atrapadas entre los dientes.
  2. Visitas regulares al dentista. Por lo menos una vez al año, y aumentar la frecuencia si se tiene alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente. Tu dentista será quien mejor podrá detectar los primeros síntomas de infección y te ayudará a revertirla cuando la enfermedad aún no sea grave.

 

 

Un comentario en “La periodontitis: causas, síntomas, factores de riesgo y tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.