Consejos de Salud Dental

Cuidar tu sonrisa en verano: las 7 recomendaciones de nuestros dentistas

El verano es la época del año en la que pasamos más tiempo fuera de casa, por eso, los dentistas de la Clínica Dental Davos, conscientes de los riesgos que ello supone para tu salud bucodental, han elaborado esta lista de consejos que te ayudarán a cuidar tu sonrisa durante las vacaciones.
Son siete simples recomendaciones:
1.  No olvides incluir en tu equipaje todo lo necesario
para tu higiene dental
: cepillo, pasta, hilo dental y colutorio. Es importante que no pierdas los buenos hábitos de higiene dental durante las vacaciones.
2.   Lleva un kit dental siempre contigo. Puedes adquirirlo
en cualquier parafarmacia y consiste en cepillo, pasta e hilo dentales de
pequeñas dimensiones. Así, podrás cepillar tus dientes después de las comidas,
aunque estés fuera de casa.
3.     Chicle sin azúcar. Si has olvidado tu kit dental, mastica
chicle sin azúcar después de las comidas. No lo utilices habitualmente como
sustitución al cepillado, solo como recurso en caso necesario.
4.    Usa pajitas para consumir bebidas frías y carbonatadas. Con el calor y el tiempo libre, bebemos más y más frío de lo normal. Si usas pajitas protegerás tus dientes, evitando el contacto con el líquido, que consumido de forma intensiva, podría dañarlos.
5.    Pica sano. En verano es más habitual degustar tentempiés
o pequeños snacks. Procura que sean lo más sanos posibles y que sean alimentos
que no dejen pastosos tus dientes. Mejor fruta y hortalizas que frutos secos o
patatas fritas.
6.  Cuida tus labios. Son la parte del rostro que se quema
con mayor facilidad por causa del sol. No olvides aplicar crema de cacao de vez
en cuando y sobre todo si vas a estar al aire libre mucho tiempo.
7.    Evita el consumo excesivo de azúcar. Helados, golosinas… contienen grandes cantidades de azúcar que podrían dañar tus dientes. No te prives, pero evita el consumo excesivo de estos alimentos tan apetecibles en verano.
8.    Bebe mucho agua. Durante el verano es especialmente importante mantenernos hidratados, especialmente cuando hay altas temperaturas. Mantener la boca bien hidratada ayuda a prevenir infecciones.