Consejos de Salud Dental

¿Qué hacer ante un dolor de muelas?

El dolor de muelas puede ser muy agudo: suele ser constante, intenso e ir en aumento. Saber qué puedes hacer para reducirlo y prevenirlo puede resultarte muy útil. Y este es el objetivo de nuestro artículo.

Causas. En primer lugar, es importante descubrir por qué duelen las muelas, ya que su origen puede tener distintas causas. Las más frecuentes son la caries dental, una fractura o fisura (ya sea como efecto de masticar un alimento duro o debido a un golpe o traumatismo), gingivitis, infección dental, patologías óticas o mandibulares u otras lesiones en la mucosa oral, entre otras.

Visita al dentista. Si el dolor es intenso, debes concertar cuanto antes una visita con tu dentista para que examine la pieza que causa el dolor y determine cuál es el mejor tratamiento. De no hacerlo, el problema podría afectar los tejidos circundantes y provocar un problema grave. Nunca esperes que el dolor de muelas "se pase solo".

Analgésicos y/o antiinflamatorios.  Mientras llega el momento de tu cita con el dentista, el dolor se puede mitigar mediante el uso de analgésicos como el paracetamol o antiinflamantorios no esteroideos como el ibuprofeno. En caso de sangrado de las encías debes evitar la aspirina. En todo caso, CONSULTA A TU MÉDICO antes de tomar ningún medicamento para aliviar el dolor.

Nunca tomes antibióticos. No ayudan a calmar el dolor y pueden no ser necesarios. Nunca debes tomar antibióticos  sin prescripción médica.

Evita alimentos fríos, calientes y duros. Ante una situación de dolor dental, estos alimentos no hacen más que agudizarlo, por lo tanto, evita consumir alimentos muy fríos, muy calientes o masticar cosas duras.

Evita dulces y el azúcar. Son alimentos que empeoran el dolor dental, debes eliminarlos de tu dieta mientras te duelan las muelas y, en general, deberías reducir al máximo las golosinas a base de azúcar.

Aplica frío local. Puedes aplicar frío en la mejilla adyacente al diente dolorido para que baje la inflamación, pero nunca por dentro de la boca, ya que eso puede agravar el dolor.

Evita la presión. Procura no recostarte sobre el lado dolorido y evita ejercer presión sobre la pieza que causa el dolor.

 

Prevenir es mejor que curar

Evitar que te duelan las muelas es posible si mantienes una higiene dental constante (cepillarse los dientes al menos 3 veces al día) y una dieta adecuada (evitando alimentos ricos en azúcares).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *